Ventas y Redes Sociales

La publicidad en redes sociales es un fenómeno del que ya nadie se extraña. Sabemos que entrar a navegar a estas aplicaciones implica que, mezclado entre el contenido de las cuentas que seguimos, aparecerán uno o varios post de algún producto, invitándonos a conocerlo y adquirirlo. 

Sin embargo, lo que muchas veces no contemplamos, es el esfuerzo que hay detrás para que ese anuncio llegue específicamente a nosotros:  Las horas invertidas, las discusiones, los análisis,  la planificación, el diseño de la estrategia, así como las múltiples pruebas y errores que tuvieron que llevarse a cabo antes de que apareciera finalmente en nuestro feed. Y a pesar de eso, es común que la inversión realizada en campañas publicitarias pagadas en redes sociales no terminen siendo tan exitosas como lo anticipamos. 

Recordemos que la mayoría de las redes sociales no fueron creadas para promocionar productos o servicios. La mayoría de las personas no entran para comprar algo. Tomemos por ejemplo instagram. Su propósito inicial era ser una plataforma de fotografía móvil, y si bien las fotografías siguen siendo un elemento fundamental,  instagram no ha parado de actualizarse, agregando nuevos espacios para que las personas agreguen contenido audiovisual. Por supuesto que el foco de los dueños de esta red está puesto en proveer un medio para que las empresas y los prestadores de servicios se promocionen, cobrando por ello, pero si solo hubiera anuncios en las redes, las personas las abandonarían. 

Si tu propósito, así como el mío, es promocionar y vender algún producto o servicio, debemos reflexionar sobre cómo lograr este objetivo en esta nueva realidad y ambiente digital ¿Qué podemos hacer como emprendedores o líderes de algún área comercial? ¿Cómo diferenciarnos del mar de negocios que existe en redes?

Tu mejor opción es la estrategia de creación de contenido, ¿Qué es esto? Es ir más allá de solo subir nuestros anuncios de productos a las redes. Más bien, es cumplir con la premisa que solemos compartir de que “vender es ayudar” pero ahora llevada al mundo de las redes sociales. Es involucrarte y conectar primero con tus clientes potenciales antes de venderles algo.
Es crear un preámbulo, un espacio de conversación, entregando valor de forma honesta, nos compren o no. 

En pocas palabras: es generar confianza y al mismo tiempo, mostrarte empático y muy consciente del propósito básico de tus posibles clientes: Están aquí para informarse y entretenerse primero. Así que si les ofreces contenido con el que se sienten identificados o les agrade, ese será un buen primer paso para, primero, crear tu comunidad, y una vez creada esa comunidad, esa conexión, ahora sí ofrecer tus productos o servicios.

¿Qué debes tomar en cuenta?

  1. Tu contenido debe ser informativo y entretenido, no solo de venta, lo cual no significa que no quieras vender, pero recuerda que al ser humano le gusta comprar, pero no que le vendan.
  2. Tener en punto fijo la clase de comunidad que quieres construir, esto a través de la identificación de tu buyer persona (el tipo de cliente que esperas compre tus productos).

Y muy importante, no olvides el propósito de tu empresa, tu razón de ser, pensemos que nos motivó crear esta idea de negocio y porque vale la pena invertir en ella, recuerda que aunque eres una marca, quien la administra es una persona.

Your Comment:

Related Posts

15

Sep
Bienestar Integral, Recursos humanos

Los errores definen tu éxito

Desde pequeños hemos escuchado que “de los errores se aprende” pero no por eso se hace más fácil equivocarnos, solemos ver todas las repercusiones negativas derivadas de nuestro error, perdemos el enfoque que nos puede llegar a sacar de ese mismo error. Así que realmente no importa que tanto nos hayan repetido hasta el cansancio que equivocarnos […]

08

Sep
Bienestar Integral, Recursos humanos

La resiliencia, tu mejor aliado

En marzo del 2020 sentí que el mundo se desbarataba en mis manos. Seguramente muchos se sintieron igual semanas antes o semanas después.  Unos días antes el plan trazado parecía ir viento en popa, y  los resultados que por fin llegaban me llenaban de orgullo,pues eran el producto de meses, incluso años, de trabajo previo.  Y de[…]